a

Lorem ipsum dolor sit amet, conse ctetur adip elit, pellentesque turpis.

Image Alt

Vacaciones: Enseñanza del hogar

Es conveniente que todos tomen parte de alguna actividad o labor que sea “de beneficio colectivo”, o sea arreglar mi cuarto o mi ropa, pero también sacar la basura o ayudar a doblar la ropa de todos.

Se pueden hacer roles por semana y apuntar a la vista de todos, puede ser en una gráfica, la tarea que va a realizar cada uno. Con esto les estaremos dando oportunidad de ayudar y que se sientan responsables, además es algo práctico que conviene aprender ya que en algún momento les será necesario.

Las vacaciones son buen momento para reforzar lo visto durante el año escolar. Los niños pueden practicar sus destrezas: trazo, recortar, rompecabezas. Se pueden hacer diariamente actividades de este tipo, tener en cuenta un horario, lugar y material adecuados (colores, revistas, tijeras, pegamento, plastilina).

Los mayores pueden hacer proyectos semanales que incluyan elaboración de maquetas, investigación, cálculo u alguna obra de arte. El fin de semana pueden mostrar sus obras a familiares y amigos.

Y no hay que olvidar la lectura.  Como todo hábito, tiene que irse estimulando y desarrollando. Es además una herramienta muy valiosa para facilitar el estudio y la superación personal.

Existe una gran cantidad de libros para todas las edades. Vale la pena visitar la librería más cercana y que cada hijo escoja un libro para leer en el verano.

Leer es un excelente tiempo de convivencia y cercanía, fomenta la plática con los hijos y brinda un ambiente más relajado.  Se recomienda tener un tiempo determinado, puede ser al medio día, o antes de dormir.

PROCURAR: 

1. Tener un horario es sano, sin “acelere”.

2. Levantarse una hora más tarde de lo acostumbrado. Al empezar el día aseo personal y su cuarto.

3. Que las tareas beneficien más a los hijos que a los padres.

4. Probar nuevas recetas, comida saludable.

5. Para los videojuegos o computadora, turnos de 30 minutos por hijo, es suficiente. Seleccionar una película al día es apropiado, hacer un cine en casa, divertido, “con todo y palomitas”.

6. Incluir juego y ejercicio, y con la compañía de los padres ¡mucho mejor! Los juegos de mesa también son una excelente opción.

En la medida en que los hijos participan en la planeación de actividades, son más factibles de realizar.

¡Disfruten de sus vacaciones desde casa!